viernes, 13 de abril de 2018

Electrodomésticos…


  * Puede ser  que partir de hoy ,  veas con otros ojos a tus electrodomésticos.

Queridos lectores ,  por una vez en la vida , hoy voy a ser yo el narrador de esta  singular historia , puesto que hoy al ser Viernes 13 ,  y como se suele decir , esta noche es noche para tener cuidado ,  porque “ Freddy Kruger ” están merodeando por ahí , con sus afiladas garras , y puede que les haga un afeitado en seco ….
Y sin más dilación voy a relatar mi historia.

                                  *********************************

Hace tiempo,  que vivimos en un tiempo algo acelerado puesto que como aquel que dice ,  hace poco que descubríamos la era moderna y todos sus avances en todos los ámbitos ,  y que en algunos casos estamos a años luz , para entender al 100% todas sus funciones , que ahora nos vemos metidos en la era digital y lo que es más intrigante , estamos ante la gran era de la inteligencia artificial , y yo sinceramente no sé dónde vamos a ir a parar con  tanta tecnología .

Una mañana  , cualquiera como siempre Gabino se levantó , se ducho , y se vistió  con el traje que había preparado encima de la cama ,  se encamino hacía la cocina y se preparó un café con leche y  una magdalena con trocitos de chocolate , con el café que había quedado en la cafetera se lo metió con un poco de leche y azúcar en un pequeño termo , cogió su cartera las llaves y una carpeta , con los últimos bocetos de la nueva campaña de publicidad ,  y se marchó a su trabajo.

Gabino trabajaba, en una empresa de publicidad, y él era el encargado de presentar el trabajo finalizado en las reuniones, para que los directivos dieran el visto bueno, y pasaran el producto a realización, para finalmente hacer el spot  publicitario. 

A media mañana, Gabino noto como si tuviese  un hambre voraz, era tal el hambre que sintió , que se marchó a la cafetería como disponía de algo más de media hora para almorzar ,  cogió su americana  ,  la cartera  y mientras se marchaba le decía a su secretaría que se iba a almorzar , que si pasaba algo urgente que lo llamase al móvil ,  que no tardaría mucho en volver .

Sin perder un minuto de tiempo, cogió una bandeja se puso unos cubiertos, una botella de agua, y a la camarera le pidió un bocadillo grande de tortilla de patatas con una bandeja de aceitunas verdes, un café con leche  y un gran trozo de tarta de manzana, una vez que sació  su hambre,  la melodía de su móvil le reclamaba de vuelta, en su puesto de trabajo.

Alrededor de la 1 del mediodía,  estando  revisando unos mails , noto como su estómago, estuviese algo revuelto cundo de pronto empezó a sudar, su cara palideció de pronto, cuando noto como si lo estuvieran llenado de agua por dentro , tuvo una sensación de angustia , lo primero que pensó es que la tortilla o la tarta de manzana no le habían sentado bien , y tenía ganas de ir al baño , salió a paso ligero , levanto la tapa de inodoro , por si acaso de pronto de su boca no salió nada , lo único que noto fue un ligero olor a jabón  y suavizante , por un momento pensó que era cosas de locos .
El revuelto de  tripas, y los extraños eructos con olor a jabón y suavizante, siguieron durante una hora más.

A medida que pasaba,  la infernal mañana Gabino no sabía que hacerse para encontrarse mejor, ya que no encontraba alivio de ninguna de las maneras,  se tomó un pequeño descanso, fue a una pequeña sala que se utilizaba en momentos de descanso , se hacía una pausa de unos 15 minutos entre la hora del almuerzo y la comida o si se estaba muy estresado , y Gabino lo estaba , así que se marchó , vio que no había nadie , ya que la hora del almuerzo ya había pasado , y aún faltaba un buen rato para la hora de la comida , entro en la pequeña sala y se recostó en un cómodo y mullido sofá con los ojos cerrados .

Cuando de pronto, su cabeza empezó a dar vueltas a mucha velocidad, intento agarrarse al sofá para no caer, cuando abrió los ojos y vio que la pequeña sala giraba a mil revoluciones por minuto, Gabino no podía moverse estaba  pegado al sofá, su cuerpo empezó a calentarse , su cara y sus manos estaban rojas , tanto que el sofá empezó a oler a ropa quemada , cerro de nuevo los ojos e intento tranquilizarse, ya que pensó que todo lo que estaba sufriendo era por culpa del almuerzo, o de lo que era peor era producto de su imaginación, cuando de pronto todo termino , una vez que la habitación quedo inmóvil , este se levantó del sofá , y se olió la manga de la camisa , olía a ropa limpia como recién planchada , el sofá  estaba en perfectas condiciones.

Se sentó en su mesa y miro que en la pantalla de su portátil, había  un nuevo correo, era de Luisa una amiga de la universidad, era una invitación a una fiesta de cumpleaños,  y para no ir sola al cumpleaños pensó  que Gabino podría ser su acompañante.

Una vez, que la jornada laboral había terminado , Gabino cogió las llaves de su coche y su cartera , y se marchó camino al ascensor , apretó al botón para que este subiera ,  unos segundos más tarde , se abrió la puerta del ascensor , dentro habían 3 personas , y una de ellas llevaba un móvil en el cual se veía que  el que el joven estaba viendo un episodio de “ Walking Dead” Gabino les saludo ,  y estos le contestaron al unísono .

Cuando llego al aparcamiento y se fue alejando de la puerta del ascensor y se acercaba a su coche, todavía se oían fragmentos de los diálogos de dicha serie, ya que el joven también bajo con Gabino.
Una vez que se metió dentro de su coche y se sentó frente al volante para salir del aparcamiento, en su cabeza resonaban las voces de los personajes de dicha serie, pero no le dio demasiada importancia, condujo de camino a su casa, cuando de pronto oyó como si estuviesen haciendo un anuncio, de pasta de dientes acto seguido se oyó un clic , y esta vez estaban hablando de la climatología y de las temperaturas , estaban dando el parte del tiempo , volvió a oír otro clic , está vez se oía el público pidiendo el comodín para comprar una vocal del concurso de la ruleta de la fortuna ,  por un momento Gabino pensó , que había puesto la radio y esa era las voces que oía…
Cuando llego a casa y aparco su coche, fue a pagar la radio vio que no estaba encendida.
                                                             **** Fin ****

Pd : Este relato se lo quiero dedicar a una gran cuidadora y conservadora de electrodomésticos , puesto que son muy pocas veces las que se le ha roto alguno de ellos , pero siempre hay una primera vez , como tampoco será la última , y esta vez fue cuando hace unos años , se le rompió su querida y amada lavadora ,  ya que después de 25 años de fiel servicio marca“ Aspes ” por raro que parezca se le  murió , fue tal la pena que cogió que jamás volvió a tener otra igual , de hecho la que tiene es una Zanussi …. Y es que las lavadoras de hoy en día , no son como las de antaño .   

Os deseo a todos un feliz fin de semana ,  besos de Flor.